Desean felicidades con nacimiento navideño en acuario con tiburones

El Zoo Aquarium de Madrid recibe en estos días a sus visitantes deseándoles una Feliz Navidad y Año Nuevo, como ya es tradicional, con un nacimiento instalado en el gran acuario marino tropical, entre tiburones. La semana pasada tuvo lugar la tradicional inmersión del Belén acuático en el tanque de tiburones de Zoo Aquarium de Madrid en el que habitan 18 especies de peces óseos y cartilaginosos. A una profundidad de cuatro metros y 23 grados de temperatura, enfundados en trajes de neopreno, provistos de aletas y máscaras, un equipo experto formado por dos biólogos y dos acuaristas se encargaron de la instalación de cinco figuras de metacrilato durante una inmersión de 30 minutos. Mientras, otros dos miembros del equipo vigilaron atentamente, desde el exterior, provistos de un sonajero y una pizarra para comunicarse con los buceadores. A pesar del imponente tamaño de algunas de las especies que habitan en el tanque de tiburones como Morgana, un tiburón toro de más de tres metros, el carácter tranquilo de los escualos permite llevar a cabo la instalación sin incidentes mientras tiburones grises, nodriza, de puntas negras, rayas y meros gigantes nadan a su alrededor. Este Belén acuático, que se podrá visitar hasta el próximo 7 de enero, es toda una tradición navideña en el Zoo de Madrid que se viene celebrando desde 1995, cuando se inauguró el Aquarium y sirve para difundir iniciativas de conservación. Entre ellas, la que se está desarrollando en colaboración con la asociación Coral Doctors y el Museo Oceanográfico de Stralsund (Alemania), en la rehabilitación de los arrecifes de coral de las Maldivas. Esta iniciativa se hace a través de talleres de formación para recuperar los arrecifes por parte de las poblaciones locales, a los que también se sumará Zoo Aquarium de Madrid, el próximo mes de marzo. Aproximadamente el 60 por ciento de los arrecifes de Maldivas fueron destruidos por un episodio masivo de blanqueado de corales en el 2016, por lo que es fundamental rehabilitar y conservar los que aún sobreviven ya que protegen la costa de tormentas tropicales y otras catástrofes naturales. Por ello, el Zoo Aquarium de Madrid animó a participar estas Navidades en campañas como esta, aportando un grano de arena en la preservación de mares y océanos.

Fuente: Notimex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *