Fiscal de Guatemala Se Va, Pero Acusa a Presidente de Omisión

La fiscal general de Guatemala y jefa del Ministerio Público (MP), Thelma Aldana, al presentar el informe final de su gestión 2014-2018, ratificó que en el desempeño de su función careció del apoyo del presidente Jimmy Morales. En un acto al que asistieron cientos de fiscales y trabajadores del MP, funcionarios, dirigentes de sectores sociales y diplomáticos, reiteró su crítica de que el presidente Morales no es un aliado en la lucha contra la corrupción. Reconoció en cambio el papel del colombiano Iván Velásquez, titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), en los históricos avances en el combate al crimen, la corrupción y en el fortalecimiento institucional del MP. “Pocos lograron imaginar que la alianza MP y CICIG –dependencia de Naciones Unidas- podría llegar a sacudir verdaderamente las estructuras del poder que organizadas con intenciones criminales, secuestraban la institucionalidad”. Estas estructuras, de las que muchos de sus principales cabecillas son procesadas o guardan prisión por el trabajo del MP y la CICIG, “acaparaban todos los recursos que genera un Estado y se estructuraban para delinquir con la absoluta seguridad de ser inalcanzables por el poder de la justicia”, enfatizó. La actividad –indicó Aldana- es una rendición de cuentas al país y el comienzo del proceso de la entrega del mando a la nueva fiscal general y jefa del MP, María Consuelo Porras Argueta, quien estuvo a su lado en la mesa de honor y que asumirá el 17 de mayo próximo. En la mesa fueron notorias las ausencias del presidente Jimmy Morales, que acudió al cambio del mando presidencial en Costa Rica, y del líder del Congreso, Álvaro Escobar Arzú, ambos enemigos políticos de Aldana. La jefa del MP saliente puntualizó que su gestión, de la mano de la misión de Naciones Unidas, se centró “en el fortalecimiento del MP que se ha convertido en pilar de la historia reciente y presente del país” por sus logros en la lucha contra el crimen, la corrupción y la impunidad. Puntualizó que en su administración se desarticularon unas 178 estructuras criminales dedicadas a delitos graves como asesinato, extorsión, secuestros, corrupción y evasión fiscal. La secretaria general del MP saliente, Mayra Véliz, destacó que entre las estructuras criminales desmanteladas figuran las de La Línea y Cooptación del Estado, entre otras, que llevaron a la renuncia en septiembre de 2015 del presidente Otto Pérez Molina y de la vicepresidenta Roxana Baldetti, ambos en prisión preventiva por corrupción. El jefe de Política Criminal del MP, Rotman Pérez, dijo en su intervención, sobre el informe anual de mayo el 2017 a la fecha, que fueron atendidas de manera especializada 157 mil 318 víctimas y se cumplieron más de seis mil allanamientos tras los pedidos de 13 mil órdenes de captura.

Fuente: Notimex 07.05.2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *