Se Prepara Nueva Caravana de Migrantes

Una nueva caravana de migrantes se prepara para salir de Honduras y con ella se han delineado líneas de batalla desde el norte: algunos han prometido ayudarlos; otros han jurado que los van a frenar.

En Estados Unidos, la salida de la caravana —programada para el 15 de enero— le ha dado al presidente Donald Trump munición en su lucha contra el congreso, al que le exige aprobar un presupuesto con 5700 millones de dólares para construir un muro fronterizo con México. La disputa ha resultado en el cierre de la administración más largo de la historia estadounidense.

A pesar de las afirmaciones de Trump, nadie sabe cuántas personas saldrán el martes y cuántas más se unirán conforme los migrantes crucen por Guatemala, lleguen al sur de México y se abran paso hasta la frontera con Estados Unidos.

El primer desafío para los migrantes podría ser su propio gobierno. Los presidentes poco populares de Honduras y de Guatemala, que enfrentan diversos escándalos, están ansiosos por mantener el apoyo del gobierno de Trump, quien ha amenazado con recortar la ayuda financiera a estos países. Frenar la caravana podría ayudarlos a lograr ese objetivo.

En México, en tanto, el nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha dicho que lidiará con los migrantes de manera más humana que el gobierno anterior.

La secretaria de Gobernación declaró que de ahora en adelante los migrantes en caravana que entren a México por medio de un punto de cruce oficial y que se registren obtendrían visas humanitarias y permisos para trabajar en México para que puedan trasladarse bajo la supervisión de las autoridades migratorias mexicanas hacia la frontera de Estados Unidos. Sin embargo, recalcó que quienes crucen a México ilegalmente serán deportados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *